|   edición nro : 7649    |    lectoresdiario@gmail.com
 Diario
 Secciones
EMAIL - CARTAS DEL LECTOR
CALENDARIO
INTERNACIONALES
AMERICANAS
NACIONALES
PROVINCIAS
PROV.BS.AS.
PORTEÑAS
INFORMACION GENERAL
DIPLOMATICAS
CULTURA
ARTE
POLITICA
HISTORIA
JUSTICIA
PYMES
ECONOMIA
ECOLOGIA
EDUCACION
EDUCACION TECNICA
ESPECTACULOS
TELEVISION
CINE
VIDEO / DVD
PROXIMOS ESTRENOS
TEATRO
CINE ARGENTINO
MUSICA
POP/ROCK
FOLKLORICA
TANGO
MELODICA
CLASICA/JAZZ
DANZA
CARTELERA
FESTIVALES
RADIO
CIEN BARRIOS PORTEÑOS
VATICANO
LITERATURA
INFANTILES
ADOLESCENTES
ADULTOS MAYORES
MUJER
.
FAMILIA
COLECTIVIDADES
COCINA INTERNACIONAL
COCINA NACIONAL
CAMPO ARGENTINO
GANADERIA
AVICULTURA
APICULTURA
AGRICULTURA
BOTANICA
ANIMALES DOMESTICOS
REINO ANIMAL
CIENCIA
SERVICIOS COMUNITARIOS
EXTRAVIOS
POLICIALES
PUEBLOS ORIGINARIOS
BIOETICA
HEROES DEL SILENCIO
.
SALUD REPRODUCTIVA
SALUD
NUTRICION
PSICOLOGIA
MEDICINA
SALUD Y ESTETICA
BIOQUIMICA
GUIA PROFESIONALES
CONGRESOS
CURSOS
ARQUITECTURA-CONSTRUCCION
COMPUT/INFORMATICA
INMOBILIARIAS
.
CLASIFICADOS
SOCIALES
PERSONAS DESAPARECIDAS
TURISMO
TURISMO INTERNACIONAL
TURISMO NACIONAL
TURISMO PROV BS.AS.
TURISMO PORTEÑO
MED. DEPORTIVA
DEPORTES
AJEDREZ
AUTOMOVILISMO
ATLETISMO
BASQUETBOL
BEISBOL
BOCHAS
BOWLING
BOX
CANOAS-KAYAC
CICLISMO
EQUITACION
ESGRIMA
ESQUI
FUTBOL
PELOTA
GIMNASIA
GIMNASIA ARISTICA
GIMNASIA RITMICA
GOLF
HANDBALL
HOCKEY
HOCKEY PATIN
KARATE
TAEKWONDO
LUCHA
MOTONAUTICA
NATACION
PATO
PATIN ARTISTICO
PATIN CARRERA
PATIN HIELO
PESAS
POLO
TIRO
REMO
RUGBY
SOFTBOL
SURF
TENIS
TENIS DE MESA
SCUASH
VELA
VOLEIBOL
WATERPOLO
JUDO
DAKAR
TURF
JUEGOS ESPECIALES
STAFF
CAP. DIFERENTES
DEPORTES DE INVIERNO
R.CROMAGNON
POSTUMAS
MEDIOS
ORG.LATINOAMERICANAS
.BEIJING 2008
PARALIMPICOS
GUADALAJARA 2011
IGLESIAS EVANGELICAS
RELIGION
MUNDO EMPRESARIO
HUMOR
GREMIALES
ASOCIACION OLIMPICOS ARGENTINOS
.
COMUNIDADES MESIÁNICAS
.MECENAS OLIMPICOS
.
.
.
.
.
.
.
.
 


 

 

 Nota
Noticia:38457 CIEN BARRIOS PORTEÑOS : 20/10/2011
Historia del Chalecito de Muebles Diaz 

Quién habrá sido el loco que se hizo semejante chalet en la punta de un edificio y asomándose a la 9 de Julio?

Mi padre me decía que ahí vivían enanitos

Cuando adulta descubrí que vivía un fotógrafo argentino que había vivido en Suecia y Europa,
Tenia un estudio fotográfico de primera y único en su época y hacia fotos libidinosas.

Pero no es ningún Chalecito es una gran Casa de dos pisos y terraza exclusiva ademas de la que rodea al propiedad

Ora Liliana Colombo Bouquet


Su Historia

Quién habrá sido el "loco" que se hizo semejante chalet en la punta de un edificio y asomándose a la 9 de Julio?

http://img706.imageshack.us/img706/2658/imagethumb17.jpg
Respuesta: Lo construyó en 1927 el mueblero Rafael Díaz, un inmigrante valenciano.


Quizás algunos conozcan su historia. Para los que no:


Muchos lo descubrieron, por verlo iluminado de noche como un arbol de Navidad, después de muchos años en que pareció abandonado. Casi nadie advirtió que también se lo ve desde la entrada del teatro Broadway, en Corrientes. Y lo más probable es que pocos conozcan su historia.

Para enterarse de qué se trata este curioso injerto arquitectónico hay que subir a la terraza del edificio de nueve pisos en Sarmiento 1113, casi esquina Cerrito. El chalé está retirado de la línea municipal y mira de frente a Sarmiento. En sus dos plantas funciona la administración del edificio, y arriba de todo está el altillo, donde se experimenta el contraste entre la calidez de la cabriada de un techo a dos aguas con tirantes de madera y la vista propia de un piso alto hacia el cruce febril de Corrientes y la 9 de Julio.

Al chalecito, como a todo el edificio, lo terminó de construir en 1927 el inmigrante valenciano Rafael Díaz. Su bisnieta Mónica Abal cuenta que Don Rafael —como lo llamaban todos— llegó en el 1890 y tantos. Trabajó de mozo, se asoció a otros españoles para sus primeros negocios y en los años 20 creó Muebles Díaz, pionera en vender mobiliario con financiación.


http://img856.imageshack.us/img856/9348/chaletobeliscothumb2.jpg


Se hizo fuerte pronto apostando al target de clase media y vendía en el negocio y por catálogo a todo el país. En pocos años construyó su propio edificio para albergar el showroom de muebles más grande de América latina. "En cada piso se exhibía un estilo distinto, cuenta Mónica.

Un gran hueco central ovalado conectaba todos los niveles. Mónica recuerda que su bisabuelo lo usaba para manejar a sus empleados con mano dura. Los hacía formar junto a la baranda, y si alguno tenía flojo el nudo de la corbata lo retaba con gritos que resonaban en los nueve pisos.

La remató con el chalet en la terraza, copia de uno que admiraba en los veranos en Mar del Plata. Por entonces no existían el Obelisco ni la avenida más ancha del mundo, así que la casita se pudo ver desde la calle recién una década más tarde. Don Rafael lo había hecho para él solo. Cada mediodía subía allí a almorzar y después dormía la siesta hasta las cuatro en su cuarto de la planta alta. No lo quería para vivir allí. Al final de cada jornada volvía en tren a su casa en Banfield.


http://img542.imageshack.us/img542/6642/imagethumb13.jpg


De hecho, el señor Díaz sabía que la publicidad era la clave del negocio. Pero no quería pagar por ella. Y supuso que el chalecito era la mejor publicidad. Pero cuando él edificó, la calle era muy angosta y no había ángulo desde el cual divisar la casita. Tuvo suerte. O ayuda desde lo alto. Porque pronto se abrió la 9 de Julio. Y el chalecito pasó a ser parte de la típica postal de Buenos Aires, una ciudad en la que todavía corrían los tranvías.

Tosco pero muy despierto, según el recuerdo de Mónica, con el dinero que le dieron los muebles compró edificios, cines, teatros y hoteles en Buenos Aires y Mar del Plata. En un capricho de nuevo rico, una vez le regaló a su esposa para un cumpleaños el hotel Riviera, en La Feliz. Hasta se dio el gusto de tener durante uno o dos años una emisora de radio propia en el chalet, LOK Muebles Díaz, para pasar su publicidad. Cuando la vendió, a principios de los 30, en esa frecuencia nació Radio Rivadavia.


http://img689.imageshack.us/img689/7940/imagethumb2.jpg


Los últimos años los pasó en silla de ruedas, hemipléjico pero lúcido, hasta que
falleció en 1968. El negocio quedó en manos de sus hijos y, hacia fines de los años 70, los pisos se alquilaron para otros usos. Y con el auge de los carteles lumínicos, el pequeño gran chalet, el símbolo del sueño del señor Díaz, quedó tapado.


Por años estuvo abandonado. Y oculto. Fue sede de una agencia de modelos y el laboratorio de un fotógrafo.

Hoy queda la mayólica con el nombre Muebles Díaz sobre la medianera que da a Libertad. Y el cartel de chapa de la entrada, fileteado. También, un manuscrito inédito en el que, según su bisnieta, Don Rafael cuenta su vida y habla de la Buenos Aires que vivió. La que veía todos los días desde su chalecito.

Arq. Adriana M. Torres





 Pronóstico
Buenos Aires
 Buscador
 Auspiciantes