|   edición nro : 7644    |    lectoresdiario@gmail.com
 Diario
 Secciones
EMAIL - CARTAS DEL LECTOR
CALENDARIO
INTERNACIONALES
AMERICANAS
NACIONALES
PROVINCIAS
PROV.BS.AS.
PORTEÑAS
INFORMACION GENERAL
DIPLOMATICAS
CULTURA
ARTE
POLITICA
HISTORIA
JUSTICIA
PYMES
ECONOMIA
ECOLOGIA
EDUCACION
EDUCACION TECNICA
ESPECTACULOS
TELEVISION
CINE
VIDEO / DVD
PROXIMOS ESTRENOS
TEATRO
CINE ARGENTINO
MUSICA
POP/ROCK
FOLKLORICA
TANGO
MELODICA
CLASICA/JAZZ
DANZA
CARTELERA
FESTIVALES
RADIO
CIEN BARRIOS PORTEÑOS
VATICANO
LITERATURA
INFANTILES
ADOLESCENTES
ADULTOS MAYORES
MUJER
.
FAMILIA
COLECTIVIDADES
COCINA INTERNACIONAL
COCINA NACIONAL
CAMPO ARGENTINO
GANADERIA
AVICULTURA
APICULTURA
AGRICULTURA
BOTANICA
ANIMALES DOMESTICOS
REINO ANIMAL
CIENCIA
SERVICIOS COMUNITARIOS
EXTRAVIOS
POLICIALES
PUEBLOS ORIGINARIOS
BIOETICA
HEROES DEL SILENCIO
.
SALUD REPRODUCTIVA
SALUD
NUTRICION
PSICOLOGIA
MEDICINA
SALUD Y ESTETICA
BIOQUIMICA
GUIA PROFESIONALES
CONGRESOS
CURSOS
ARQUITECTURA-CONSTRUCCION
COMPUT/INFORMATICA
INMOBILIARIAS
.
CLASIFICADOS
SOCIALES
PERSONAS DESAPARECIDAS
TURISMO
TURISMO INTERNACIONAL
TURISMO NACIONAL
TURISMO PROV BS.AS.
TURISMO PORTEÑO
MED. DEPORTIVA
DEPORTES
AJEDREZ
AUTOMOVILISMO
ATLETISMO
BASQUETBOL
BEISBOL
BOCHAS
BOWLING
BOX
CANOAS-KAYAC
CICLISMO
EQUITACION
ESGRIMA
ESQUI
FUTBOL
PELOTA
GIMNASIA
GIMNASIA ARISTICA
GIMNASIA RITMICA
GOLF
HANDBALL
HOCKEY
HOCKEY PATIN
KARATE
TAEKWONDO
LUCHA
MOTONAUTICA
NATACION
PATO
PATIN ARTISTICO
PATIN CARRERA
PATIN HIELO
PESAS
POLO
TIRO
REMO
RUGBY
SOFTBOL
SURF
TENIS
TENIS DE MESA
SCUASH
VELA
VOLEIBOL
WATERPOLO
JUDO
DAKAR
TURF
JUEGOS ESPECIALES
STAFF
CAP. DIFERENTES
DEPORTES DE INVIERNO
R.CROMAGNON
POSTUMAS
MEDIOS
ORG.LATINOAMERICANAS
.BEIJING 2008
PARALIMPICOS
GUADALAJARA 2011
IGLESIAS EVANGELICAS
RELIGION
MUNDO EMPRESARIO
HUMOR
GREMIALES
ASOCIACION OLIMPICOS ARGENTINOS
.
COMUNIDADES MESIÁNICAS
.MECENAS OLIMPICOS
.
.
.
.
.
.
.
.
 


 

 

 Nota
Noticia:42356 CINE ARGENTINO : 11/9/2014
Pablo Echarri:“Me gusta hacer papeles fuertes" 

El actor Pablo Echarri protagoniza la película “Arrebato” de la directora Sandra Gugliotta.

El actor Pablo Echarri es el protagonista de la película “Arrebato” de la directora Sandra Gugliotta.
El film se estrena hoy y cuenta con las actuaciones de Leticia Bredice, Mónica Antonópulos Gustavo Garzón y Claudio Tolcachir.
Echarri interpreta a un escritor y profesor de literatura llamado Luis Vega quien se dedica a escribir novelas policiales inspiradas en la vida real. Su próxima historia se basará en el asesinato que involucra a una misteriosa mujer llamada Laura Grotzki, relato que se convierte en una obsesión para el escritor. Al mismo tiempo su historia personal parece ir directa al fracaso. Tras la publicación de la novela “Arrebato” en la que narra de forma detallada un misterioso crimen del que no ha habido culpables, será investigado por presuntamente haber cometido un asesinato.
El actor brindó detalles sobre su personaje y sus próximos proyectos.

+ Volviste a filmar después de mucho tiempo. ¿Cómo te sentiste haciendo “Arrebato”?
“Con la película en general me sentí muy bien. Volví a filmar después de muchos años y esto pasa cuando uno le da lugar a la televisión y le quita espacio al cine. Los productores creen que estás instalado en ese ámbito. Te pasa lo mismo que cuando no estás en la tele y la gente te dice que no estás trabajando. Estar en televisión genera como un freno al ofrecimiento de otros proyectos, entonces sabía que ponerle un freno a trabajar en la pantalla chica me iba a dar llegada a otros proyectos que quería hacer. Y lo primero que llegó fue “Arrebato” y eso me puso contento. Conocía algunos trabajos de la directora, Sandra Gugliotta, me parecía que era una directora que me daban ganas de actuar, sobre todo por su forma personal de filmar y de no estar inmiscuida en ninguna necesidad de géneros y relatos, sino que me atraía esa forma personal que tiene de hacer cine. Leí un guión solido, muy concreto, con un arco en el desarrollo del personaje muy atractivo. Es un escritor que se dedica a ficcionar casos pasionales, reales, que tiene su vida aparentemente bien llevada. El autor comienza a investigar un hecho en particular y de apoco ese hecho comienza a emparentarse con su vida personal.
Esto me parecía muy atractivo sobre todo en este personaje que pasa de ser una persona normal y llega a transformarse en alguien desconocido para sí mismo y para los demás. Todo esto debido a la construcción de una obsesión que a medida que pasa el relato se convierte cada vez en más peligrosa. Hoy es muy reconocible en nuestra vida diaria lo que le sucede. No hace falta ver una película. Simplemente mirando los noticieros o con solo leer los diarios uno puede ver que uno de los móviles más habituales tiene que ver con el crimen pasional es la violencia doméstica o el ajuste de cuentas.
Hay algo con el asesinato que, o por que se conoce muchos más o por que ha recrudecido, y referido a cuestiones personales fuera de los hechos de inseguridad en sí, que han cambiado en la vida. Antes la gente resolvía una cuestión personal hablando o directamente alejándose, hoy muchos elijen ajustar cuentas. Como un personaje en apariencia normal puede ser un criminal en potencia. Eso es algo destacable de mi papel en la película”.

+ ¿Por qué elegís fuera de la televisión roles muy distintos para hacer?
“Me gusta hacer papeles fuertes. Lo que intento es desarmar el ideal que puede haber sobre mí como actor. Yo nací en la televisión y el construir tantos galanes, aunque no fueron tantos en realidad pero si fue lo que la gente más vio, me impulsó en la búsqueda de algo distinto en teatro o cine de la manera de “abofetear” un poco al espectador. Si construyera fuera de la televisión algo parecido a lo que hago ahí sería muy aburrido y previsible. Esto me impulsó a buscar personajes incómodos. Pero sí en la televisión trato de amoldarme con lo que ese medio busca de mí para hacer”.

+ ¿Qué fue lo que te atrajo de este personaje para hacerlo?
“Me llama la atención como una persona puede construirse un imaginario en su cabeza y convertirse en asesino ante un detonante más simple. Eso me atrapa. Siempre como actor fui muy físico. De chico jugaba a los ladrones y policías y siempre hacía de ladrón. Había algo que tenía que ver con un interés de la oscuridad de la delincuencia de lo que puede traer aparejada la violencia. Como no iba a ser así en mi vida y gracias a Dios tuve los recates necesarios para construir en mi vida de manera plácida, agradable y constructiva, había un lugar donde podía de sublimar esa lucha física y el placer que me podía causar esos personajes que es la manera de poder encarnarlos en distintas película y obras de teatro.
En las últimas obras de teatro que hice fueron papeles opuestos a lo que el público puede esperar de mí como “El Hijo de Puta del Sombrero” o “El Hombre Almohada” en la que contaba la historia de un escritor torturado por su familia que contaba cuento de chicos asesinos. Ahí hay algo atractivo para mí que me sucede como actor, que veo la reacción de la gente que queda impactada. Me gusta más que verla complacida”.

+ Tu personajes tiene un look muy distinto al tuyo ¿Cómo te sentiste con eso?
“Me sentía más cómodo en el sentido de no tener que afeitarme la barba y tener que cortarme el pelo. Eso le da una cierta tranquilidad al actor porque lo hace por contrato y entonces uno sabe que no tiene que estar algo arreglado y te da cierta tranquilidad. Igual llega el momento en que uno se ve tan desfavorecido o un poco desaliñado que cuando llega el momento de volver a la “normalidad” uno lo agradece. Uno parece más joven, ya a esta altura de la vida no hay que regalarle años a nadie. Regalar años que uno no tiene es un poco peligroso”.

+ ¿Cómo ves al cine actual?
Creo que en la Argentina se está construyendo cine pensando más en el espectador y lo que quiere ver. Por ejemplo en “Relatos Salvajes” se logra una identificación muy grande con el público, más allá de que sean todos relatos fuertísimos porque hay excelencia en lo que se cuenta. No importa si el actor hace de bueno o malo o si la película es más o menos violenta.
Cuando una película te atrapa, te colma todas tus expectativas ya no importa el género que te cuente sino la calidad de lo que te están contando. Lo que quiere ver la gente es algo bueno y no porque sea un relato personal tengas que mostrar la película y dejes afuera al espectador. A veces se recurrió a esto en las películas, sobre todos en las argentinas. Los directores han sido muy personalistas a la hora de contar un cuento y muchos productores lo seguían y al momento de proyectarla no lograban una adhesión porque era solo un idea difícil de desmenuzar para el público. Creo que el espectador necesita meterse en un género.

+ ¿Cuál es el próximo proyecto que vas a realizar en televisión?
“En televisión voy a hacer algo de la misma calidad que hice con “Montecristo”, “Resistiré” y “El Elegido”. Estamos armando los guiones y en pleno proceso artístico. Ya hay muchos actores a quienes les hemos contado la historia y quieren ser parte de la misma. Como Miguel Ángel Solá que fue tentado para unirse pero depende de algunas cuestiones personales ya que se tiene que venir a instalar en la Argentina durante un lapso determinado. Contar con él sería un lujo.
La historia se empezaría a grabar a mediados de enero”.

+ Estuviste hablando con Adrián Suar, ¿Tenés pensado cambiar de canal?
Con Adrián hace mucho tiempo que hablo y más allá de lo que a Suar le interesa de mí como actor, después de “El Elegido” hubo como un respeto de parte de él hacia lo que hemos logrado construir. Siempre hablamos con Adrián y me expresa el deseo de poder ir para el lado de ellos a hacer algo específico. Cosa que para nosotros como productora y para mí es muy importante porque genera un espacio alternativo de trabajo y eso para cualquier empresa y cualquier actor es muy bueno. Con Telefe he construido mucho y lo más interesante en mi carrera lo hice en esa canal. Hay un vínculo bastante afectivo y de certeza de que lo que armamos se puede realizar en el canal. Entonces, cuando pensamos en la nueva novela la hicimos pensando en Telefe.

+ ¿Te gustaría dirigir?
“El proceso de actor me introdujo en el rol de productor y estoy seguro que voy a desembocar en director. Estoy interesado en dirigir. Es un deseo pero todavía no se qué ni cómo. Tengo que hacer un proceso que después me deposite en ese rol. Cuando actuaba de apoco me metía en los detalles de realización y me di cuenta de que estaba produciendo. Estoy seguro de que voy a terminar dirigiendo”.

+ ¿Dónde te sentís más cómodo, como actor o productor?
“Me siento más a gusto en la producción. Porque no tengo que poner la cara. Hacer eso implica una incomodidad debido a la exposición que no es menor”.

+ Todos tus compañeros de la película hablaron de lo bien que se trabaja con vos.
“Cuando actúo en un proyecto intento generar un clima muy favorable alrededor de mí. Siempre trato de que el actor se sienta cómodo porque necesita construir un esquema de igualdad y sentirse importante. Y a mí me gusta que todos se sientan importantes. Por eso a veces relego situaciones personales para estar mejor a nivel grupal. No me ha pasado de tener alguna situación de conflicto grave”.

+ ¿Tenés algún proyecto para cine?
“Para fin de octubre voy a filmar `El Encuentro de Guayaquil´ una película de Nicolás Capelli y voy a hacer el papel de San Martín, se ve que les gustó lo que hice en el film “Belgrano”. Se va filmar el encuentro de lo que se estaba gestando que fue el sueño de la patria grande. Me parece que en un momento tan particular como este, el hecho de contar esta historia me gusta y cada vez que leo el guión lloro y me gusta ver lo que estoy por encarnar. Creo que ahí, uno como actor, tiene un rol superador al mero hecho de entretener”. (CyEs)


Foto: Agencia CyEs



 Pronóstico
Buenos Aires
 Buscador
 Auspiciantes