|   edición nro : 7283    |    lectoresdiario@gmail.com
 Diario
 Secciones
EMAIL - CARTAS DEL LECTOR
CALENDARIO
INTERNACIONALES
AMERICANAS
NACIONALES
PROVINCIAS
PROV.BS.AS.
PORTEÑAS
INFORMACION GENERAL
DIPLOMATICAS
CULTURA
ARTE
POLITICA
HISTORIA
JUSTICIA
PYMES
ECONOMIA
ECOLOGIA
EDUCACION
EDUCACION TECNICA
ESPECTACULOS
TELEVISION
CINE
VIDEO / DVD
PROXIMOS ESTRENOS
TEATRO
CINE ARGENTINO
MUSICA
POP/ROCK
FOLKLORICA
TANGO
MELODICA
CLASICA/JAZZ
DANZA
CARTELERA
FESTIVALES
RADIO
CIEN BARRIOS PORTEÑOS
VATICANO
LITERATURA
INFANTILES
ADOLESCENTES
ADULTOS MAYORES
MUJER
.
FAMILIA
COLECTIVIDADES
COCINA INTERNACIONAL
COCINA NACIONAL
CAMPO ARGENTINO
GANADERIA
AVICULTURA
APICULTURA
AGRICULTURA
BOTANICA
ANIMALES DOMESTICOS
REINO ANIMAL
CIENCIA
SERVICIOS COMUNITARIOS
EXTRAVIOS
POLICIALES
PUEBLOS ORIGINARIOS
BIOETICA
HEROES DEL SILENCIO
.
SALUD REPRODUCTIVA
SALUD
NUTRICION
PSICOLOGIA
MEDICINA
SALUD Y ESTETICA
BIOQUIMICA
GUIA PROFESIONALES
CONGRESOS
CURSOS
ARQUITECTURA-CONSTRUCCION
COMPUT/INFORMATICA
INMOBILIARIAS
.
CLASIFICADOS
SOCIALES
PERSONAS DESAPARECIDAS
TURISMO
TURISMO INTERNACIONAL
TURISMO NACIONAL
TURISMO PROV BS.AS.
TURISMO PORTEÑO
MED. DEPORTIVA
DEPORTES
AJEDREZ
AUTOMOVILISMO
ATLETISMO
BASQUETBOL
BEISBOL
BOCHAS
BOWLING
BOX
CANOAS-KAYAC
CICLISMO
EQUITACION
ESGRIMA
ESQUI
FUTBOL
PELOTA
GIMNASIA
GIMNASIA ARISTICA
GIMNASIA RITMICA
GOLF
HANDBALL
HOCKEY
HOCKEY PATIN
KARATE
TAEKWONDO
LUCHA
MOTONAUTICA
NATACION
PATO
PATIN ARTISTICO
PATIN CARRERA
PATIN HIELO
PESAS
POLO
TIRO
REMO
RUGBY
SOFTBOL
SURF
TENIS
TENIS DE MESA
SCUASH
VELA
VOLEIBOL
WATERPOLO
JUDO
DAKAR
TURF
JUEGOS ESPECIALES
STAFF
CAP. DIFERENTES
DEPORTES DE INVIERNO
R.CROMAGNON
POSTUMAS
MEDIOS
ORG.LATINOAMERICANAS
.BEIJING 2008
PARALIMPICOS
GUADALAJARA 2011
IGLESIAS EVANGELICAS
RELIGION
MUNDO EMPRESARIO
HUMOR
GREMIALES
ASOCIACION OLIMPICOS ARGENTINOS
.
COMUNIDADES MESIÁNICAS
.MECENAS OLIMPICOS
.
.
.
.
.
.
.
.
 


 

 

 Nota
Noticia:42777 HEROES DEL SILENCIO : 18/10/2014
Homenajes a Mamas Bomberas  

Mamás y bomberas: cuando la entrega es una forma de vida

Día de la Madre

Mamás y bomberas: cuando la entrega es una forma de vida
18.10.2014
Salir en medio de la noche cuando suena la sirena no es tarea fácil, a menos que Fiona, de diez años, se levante también para preparar el uniforme y ayudar a su mamá: "No podría vivir sin mis hijos, pero tampoco sin el cuartel", afirmó Florencia López, en una declaración en la que combina su vocación de servicio como bombera y su rol de madre por el que mañana celebrará su día.

"Son las dos cosas más importantes de mi vida. Por supuesto que priorizo a mis hijos, pero no me imagino un día sin venir", dijo a Télam Florencia, de 35 años, mamá de Franco (15), Fiona (10), Iván (6) y los mellizos Alma y Faustino, que nacerán en unos meses.

La mujer es bombera desde hace dos años en el cuartel de bomberos voluntarios de Lomas de Zamora, donde también trabajó su papá por más de 20 años.

"Mi papá fue sargento, ésto es como mi segunda familia. Acá conocí al papá de los mellizos, para mis hijos esta es como su casa", contó.

Como está embarazada de siete meses y se encuentra de licencia, le pide a algún compañero que vaya a buscarla para compartir tiempo en el cuartel: "Vengo un rato cuando los chicos están en el colegio y sino los traigo, extraño mucho estar acá", dijo.

"Una vez mi mamá fue a atender a una chica que tuvo un accidente en el tren por caminar con auriculares", interrumpió Iván, quien escuchaba atento la conversación y quiere ser bombero cuando crezca.

Su hermana Fiona acotó: "Porque cuando el tren se escucha a lo lejos hay que quedarse esperando". Los dos conocen bien el trabajo de su mamá y la ayudan en lo que pueden: alcanzan la linterna, las botas, o avisan cuando suena la sirena.

"Ellos están familiarizados con todo esto, lo tienen incorporado. Trato de explicarles mi trabajo y contarles lo que puedo, saco provecho de algunas cosas que sirven para que entiendan algunos peligros", contó la mamá y bombera.

Para Florencia, que también es maestra jardinera, lo más importante es que sus hijos entiendan que "el 90 por ciento de las veces los accidentes pasan por imprudencia".

"A veces me da miedo el trabajo de mi mamá porque le puede pasar algo, una vez vino con los pies llenos de ampollas", recordó Fiona y agregó: "Pero es mi ídola".

La tarea que realizan las bomberos del país es "igual a la de los hombres: agarramos una pala o lo que haga falta, no hay distinción", remarcó Silvana Pagani, de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Pampa del Infierno, un pueblo de 18 mil habitantes ubicado a 81 kilómetros de Presidencia Roque Sáenz Peña, en Chaco.

Silvana tiene 35 años y es bombera desde hace cinco, cuando se fundó el cuartel del que su marido es jefe.

Tiene dos hijos, Bruno (10) y Lautaro (8), y "cada vez que suena la sirena empiezan a sonarme además los teléfonos, porque mi familia y amigos saben que tengo los chicos".

"Siempre que tenemos que salir me llaman para ofrecer ayuda con los chicos, aunque ellos empezaron con nosotros, porque cuando fundamos el cuartel tenían cinco y tres años. Ellos a veces nos acompañan y saben el trabajo, cargan las unidades, nos alcanzan cosas y saben cómo portarse para no molestar", contó la mamá e instructora del departamento de socorrismo de la Academia Nacional de Bomberos.

Combinar la maternidad con la vocación de servicio no es complicado para Silvana: "Ellos son parte de esto, están muy acostumbrados, Y como les explicamos todo, incorporan muchas enseñanzas", contó.

"Es muy movilizador cuando vas a un accidente o incendio y hay chicos de la edad de tus hijos; esa es la parte más difícil del trabajo, pero te hace valorar las cosas de otra manera", subrayó.

María Elisa Fernández tiene 41 años, dos hijos y es bombera de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Maipú, provincia de Buenos Aires.

"No hay bomberos en mi familia, elegí esto porque me gusta todo lo que es emergencias, soy también enfermera", contó a Télam la mujer, quien es bombera voluntaria desde hace nueve años.

Sus hijos Ramiro (11) y Enrique (17) también ayudan: "A veces no escucho la sirena en la noche y son ellos quienes se levantan y me avisan, me preparan las cosas; lo llevan en el alma", dice la mamá.

"Salir corriendo es más fuerte que uno, nunca sé lo que me voy a encontrar. Nosotros atendemos muchos incendios forestales y, en fines de semana largos, muchos accidentes sobre la ruta 2", precisó.

Para María Elisa "no es fácil convivir con el dolor": "Eso te cambia la cabeza. Cada vez que salís no sabés si vas a volver, por eso cuando vuelvo a casa valoro lo que más quiero: mis hijos y mi familia".




 Pronóstico
Buenos Aires
 Buscador
 Auspiciantes