|   edición nro : 7649    |    lectoresdiario@gmail.com
 Diario
 Secciones
EMAIL - CARTAS DEL LECTOR
CALENDARIO
INTERNACIONALES
AMERICANAS
NACIONALES
PROVINCIAS
PROV.BS.AS.
PORTEÑAS
INFORMACION GENERAL
DIPLOMATICAS
CULTURA
ARTE
POLITICA
HISTORIA
JUSTICIA
PYMES
ECONOMIA
ECOLOGIA
EDUCACION
EDUCACION TECNICA
ESPECTACULOS
TELEVISION
CINE
VIDEO / DVD
PROXIMOS ESTRENOS
TEATRO
CINE ARGENTINO
MUSICA
POP/ROCK
FOLKLORICA
TANGO
MELODICA
CLASICA/JAZZ
DANZA
CARTELERA
FESTIVALES
RADIO
CIEN BARRIOS PORTEÑOS
VATICANO
LITERATURA
INFANTILES
ADOLESCENTES
ADULTOS MAYORES
MUJER
.
FAMILIA
COLECTIVIDADES
COCINA INTERNACIONAL
COCINA NACIONAL
CAMPO ARGENTINO
GANADERIA
AVICULTURA
APICULTURA
AGRICULTURA
BOTANICA
ANIMALES DOMESTICOS
REINO ANIMAL
CIENCIA
SERVICIOS COMUNITARIOS
EXTRAVIOS
POLICIALES
PUEBLOS ORIGINARIOS
BIOETICA
HEROES DEL SILENCIO
.
SALUD REPRODUCTIVA
SALUD
NUTRICION
PSICOLOGIA
MEDICINA
SALUD Y ESTETICA
BIOQUIMICA
GUIA PROFESIONALES
CONGRESOS
CURSOS
ARQUITECTURA-CONSTRUCCION
COMPUT/INFORMATICA
INMOBILIARIAS
.
CLASIFICADOS
SOCIALES
PERSONAS DESAPARECIDAS
TURISMO
TURISMO INTERNACIONAL
TURISMO NACIONAL
TURISMO PROV BS.AS.
TURISMO PORTEÑO
MED. DEPORTIVA
DEPORTES
AJEDREZ
AUTOMOVILISMO
ATLETISMO
BASQUETBOL
BEISBOL
BOCHAS
BOWLING
BOX
CANOAS-KAYAC
CICLISMO
EQUITACION
ESGRIMA
ESQUI
FUTBOL
PELOTA
GIMNASIA
GIMNASIA ARISTICA
GIMNASIA RITMICA
GOLF
HANDBALL
HOCKEY
HOCKEY PATIN
KARATE
TAEKWONDO
LUCHA
MOTONAUTICA
NATACION
PATO
PATIN ARTISTICO
PATIN CARRERA
PATIN HIELO
PESAS
POLO
TIRO
REMO
RUGBY
SOFTBOL
SURF
TENIS
TENIS DE MESA
SCUASH
VELA
VOLEIBOL
WATERPOLO
JUDO
DAKAR
TURF
JUEGOS ESPECIALES
STAFF
CAP. DIFERENTES
DEPORTES DE INVIERNO
R.CROMAGNON
POSTUMAS
MEDIOS
ORG.LATINOAMERICANAS
.BEIJING 2008
PARALIMPICOS
GUADALAJARA 2011
IGLESIAS EVANGELICAS
RELIGION
MUNDO EMPRESARIO
HUMOR
GREMIALES
ASOCIACION OLIMPICOS ARGENTINOS
.
COMUNIDADES MESIÁNICAS
.MECENAS OLIMPICOS
.
.
.
.
.
.
.
.
 


 

 

 Nota
Noticia:44469 SALUD : 24/7/2015
Salud Infantil 

El juego como forma de que los niños dejen de ser pacientes, premisa del grupo de payasos Alegría Intensiva

SALUD


Transformar el ambiente del hospital, lograr que los chicos recuperen su identidad, un espacio de juego y puedan dejar, aunque sea por un rato, su lugar de pacientes, son algunos de los objetivos de Alegría Intensiva, un grupo de artistas profesionales que utilizan el clown como lenguaje de intervención en ocho centros de salud.


"El niño hospitalizado es colocado en un lugar de pasividad. Nadie pide permiso para ingresar a la habitación, no puede decidir sobre su cuerpo, lo pinchan, lo estudian, lo operan, entonces va perdiendo su subjetividad, su nombre, está lejos de su lugar de origen, de su escuela", describió Silvina Sznajder, directora artística de la ONG.

ampliar

Y continuó: "Lo que hacemos nosotros es ponernos al servicio del niño. Entonces, por ejemplo, hacemos la parodia médica pero nos ponemos nosotros en el lugar del paciente, y el nene nos pincha, nos estudia, nos revisa. En esas situaciones ellos pasan a ser activos y es ahí cuando el niño puede transformar, drenar y soltar poniendo en escena lo que le pasa con su cuerpo".

La artista remarcó que "otra cuestión importante es recuperar la subjetividad", por eso lo primero que hacen estos payasos de hospital cuando ingresan a una habitación es observar y preguntar el nombre del niño, la edad, de dónde viene, gustos, si es hincha de algún club de fútbol, cómo se llama su mejor amigo y otro sinfín de aristas que hacen a la identidad del chico.

"No vamos con una escena o una canción prefijada, sino que a partir de lo que observamos creamos la escena que pensamos que tiene que ser trazada para que ese niño pueda transformar, y también enojarse, porque es una instancia en la que el niño puede decir que no", sostuvo Sznajder.

"No vamos con una escena o una canción prefijada, sino que a partir de lo que observamos creamos la escena que pensamos que tiene que ser trazada para que ese niño pueda transformar, y también enojarse"
Silvina Sznajder, directora artística de Alegría Intensiva Además del trabajo que se hace niño por niño en cada habitación los payasos realizan números en la salas de espera: allí donde el tiempo pareciera ser de goma y las angustias se potencian, de repente un grupo de personas con delantal y nariz de payasos irrumpen en el murmullo.

"Estoy enamorado", dijo el doctor "Preparado", y su colega "Aerosmith" le aconsejó cómo conquistar a la doctora "Brótola", entonces niños y padres opinaron y hasta algún médico que pasa dio un consejo.

Cuando los payasos se retiraron la sala ya no fue la misma: además de las sonrisas instaladas quedaron temas para charlar mientras esperan el turno.

Brótola (Marta Esandi), una de las 18 clowns del grupo, aseguró que "éste es un trabajo que me pone en eje y me brinda una unidad entre mi persona, el clown y la música, como no me da ningún otro trabajo, además de que aquí aprendí a improvisar".

Su enamorado en la ficción, el doctor Preparado (Leonardo Daniel Quiroz) también encontró un plus en la tarea: "Yo siento que acá puedo jugar como no juego en el teatro, lo que vuelve con la gente es impagable porque el límite entre el artista y el público es mucho más poroso".

Pero, además, Preparado (cuyo nombre clown fuera del hospital es Prematuro), afirmó que "el payaso en este ámbito cumple una función social, es un lugar donde si el payaso no viene el niño no tiene acceso y esta bueno ver lo que se genera con lo que hacemos, es como cuando pisas el agua y ves cómo repercute".

Alegría Intensiva nació ocho años atrás por idea de Mariano Rosenberg, quien se había capacitado en Brasil con el grupo Doctores Alegría, que viene de la tradición de Michael Christensen, el artista que creó Big Apple Circus (el primer grupo de payasos de hospital).

El primero en sumarse al proyecto fue Andrés Kogan, quien dirige hoy el grupo junto a Rosenberg, y ambos convocaron a Irene Sexer como directora artística, quien, a su vez, formó un equipo de cuatro payasos, entre los que estaba Sznajder, para hacer una primera experiencia en el hospital porteño Garrahan donde todavía acuden cada jueves.

ampliar

"Desde el principio estuvo claro que quienes iban a desempeñar la tarea debían ser artistas y que éste era un trabajo remunerado. Todos nuestros clowns trabajan hace años y tienen mucha formación, porque el contenido es el amor, pero hacen falta muchos recursos porque sino podés hacer agua en muchas situaciones", aseguró Sznajder.

De esas situaciones en las que "hacer agua" era casi inevitable, Silvina recordó la reacción de Sexer ante el llanto de una madre: "Entramos a una habitación y había una beba, se llamaba Clara y nosotras comenzamos a cantarle. La madre se puso a llorar e Irene se acercó a ella y sin dejar su rol artístico de payasa se puso a llorar con ella y me dijo:lo que pasa es que usted canta muy lindo.

"Terminamos las tres llorando y cantando, llevando ese llanto al juego, haciéndolo viajar; el llanto estaba incluido en la escena porque no se trata de reprimirlo ni de pasarlo por alto, sino de hacer algo con eso. Fue muy lindo porque las tres terminamos muy bien", describió.

En mayo de este año se aprobó la ley bonaerense De Payasos de Hospital, que insta a los centros de salud a generar este tipo de grupos como herramienta terapéutica.

"La ley no cambió nuestros trabajo pero sí puso en agenda el tema. Es un aporte muy importante que seguramente llevará muchos años pero que implica un cambio de paradigma centrado en lo vital más que en la enfermedad. Y para nosotros, contribuir a esta transformación también es un objetivo", concluyó Sznajder.



 Pronóstico
Buenos Aires
 Buscador
 Auspiciantes