|   edición nro : 7284    |    lectoresdiario@gmail.com
 Diario
 Secciones
EMAIL - CARTAS DEL LECTOR
CALENDARIO
INTERNACIONALES
AMERICANAS
NACIONALES
PROVINCIAS
PROV.BS.AS.
PORTEÑAS
INFORMACION GENERAL
DIPLOMATICAS
CULTURA
ARTE
POLITICA
HISTORIA
JUSTICIA
PYMES
ECONOMIA
ECOLOGIA
EDUCACION
EDUCACION TECNICA
ESPECTACULOS
TELEVISION
CINE
VIDEO / DVD
PROXIMOS ESTRENOS
TEATRO
CINE ARGENTINO
MUSICA
POP/ROCK
FOLKLORICA
TANGO
MELODICA
CLASICA/JAZZ
DANZA
CARTELERA
FESTIVALES
RADIO
CIEN BARRIOS PORTEÑOS
VATICANO
LITERATURA
INFANTILES
ADOLESCENTES
ADULTOS MAYORES
MUJER
.
FAMILIA
COLECTIVIDADES
COCINA INTERNACIONAL
COCINA NACIONAL
CAMPO ARGENTINO
GANADERIA
AVICULTURA
APICULTURA
AGRICULTURA
BOTANICA
ANIMALES DOMESTICOS
REINO ANIMAL
CIENCIA
SERVICIOS COMUNITARIOS
EXTRAVIOS
POLICIALES
PUEBLOS ORIGINARIOS
BIOETICA
HEROES DEL SILENCIO
.
SALUD REPRODUCTIVA
SALUD
NUTRICION
PSICOLOGIA
MEDICINA
SALUD Y ESTETICA
BIOQUIMICA
GUIA PROFESIONALES
CONGRESOS
CURSOS
ARQUITECTURA-CONSTRUCCION
COMPUT/INFORMATICA
INMOBILIARIAS
.
CLASIFICADOS
SOCIALES
PERSONAS DESAPARECIDAS
TURISMO
TURISMO INTERNACIONAL
TURISMO NACIONAL
TURISMO PROV BS.AS.
TURISMO PORTEÑO
MED. DEPORTIVA
DEPORTES
AJEDREZ
AUTOMOVILISMO
ATLETISMO
BASQUETBOL
BEISBOL
BOCHAS
BOWLING
BOX
CANOAS-KAYAC
CICLISMO
EQUITACION
ESGRIMA
ESQUI
FUTBOL
PELOTA
GIMNASIA
GIMNASIA ARISTICA
GIMNASIA RITMICA
GOLF
HANDBALL
HOCKEY
HOCKEY PATIN
KARATE
TAEKWONDO
LUCHA
MOTONAUTICA
NATACION
PATO
PATIN ARTISTICO
PATIN CARRERA
PATIN HIELO
PESAS
POLO
TIRO
REMO
RUGBY
SOFTBOL
SURF
TENIS
TENIS DE MESA
SCUASH
VELA
VOLEIBOL
WATERPOLO
JUDO
DAKAR
TURF
JUEGOS ESPECIALES
STAFF
CAP. DIFERENTES
DEPORTES DE INVIERNO
R.CROMAGNON
POSTUMAS
MEDIOS
ORG.LATINOAMERICANAS
.BEIJING 2008
PARALIMPICOS
GUADALAJARA 2011
IGLESIAS EVANGELICAS
RELIGION
MUNDO EMPRESARIO
HUMOR
GREMIALES
ASOCIACION OLIMPICOS ARGENTINOS
.
COMUNIDADES MESIÁNICAS
.MECENAS OLIMPICOS
.
.
.
.
.
.
.
.
 


 

 

 Nota
Noticia:46079 PROVINCIAS : 6/6/2016
Cerró el Zoologico de Mendoza 

El fin del zoológico de Mendoza y el dilema del después


Hace una semana el gobierno de Mendoza decidió cerrar "por tiempo indefinido" el Zoológico local, sobre la situación del zoológico opinó para Télam Alejandro Prieto, integrante de la Red Animalista Mendoza.

El Zoológico de Mendoza ha entrado en una espiral de decadencia de la cual ya no tiene forma de salir. Setenta muertes en lo que va del año y otros acontecimientos incalificables, como la supuesta herida de bala del hipopótamo y las sospechas de tráfico de fauna, han vuelto a ponerlo en el ojo de la opinión pública.

El agua en los abrevaderos y piletas es un símbolo del panorama turbio y tóxico resultante de la pugna de poder entre funcionarios y empleados, ambientalistas y sindicalistas, públicos y privados. En esa lucha, las acusaciones cruzadas por las muertes, las intoxicaciones y las irregularidades son las armas, y los animales, los rehenes y el daño colateral.

El Zoológico de Mendoza parece próximo a su fin, y la pregunta que flota en el aire es: ¿qué hacemos con él?

Cuando nos planteamos este interrogante, en realidad nos estamos preguntando, en el plano social e individual, cómo queremos ver a los otros animales: ¿como individuos con sus propios intereses o como cosas sujetas a nuestros intereses?

Por un lado tenemos el proyecto "Ecoparque", llevado adelante por algunas organizaciones ambientalistas, proteccionistas y conservacionistas.

La propuesta argumenta su existencia en la ineficacia del modelo de zoológico victoriano en materia de conservación e investigación científica, reemplazándolo por una institución "de avanzada" con exhibición indirecta de los animales.

Pero el cautiverio, en todos los casos, produce daños neurológicos y psicológicos irreversibles, como la zoocosis y los comportamientos estereotipados. Cautiverio y sufrimiento son indisociables, aunque los lineamientos del bienestar animal intenten en vano mitigarlos.

El Ecoparque, continuación del actual modelo de dominación y alineado con el status quo, es una propuesta cómoda para algunas conciencias y funcional a algunos intereses, pero es injusto y vejatorio para los animales en tanto individuos.

Otra línea de acción es ir por el cierre del Zoológico de Mendoza.

Esta propuesta se basa en el hecho indiscutible de que los animales son seres sintientes, sensibles e inteligentes, que desean vivir en libertad y hacer aquello que les es natural. No desean estar tras ninguna reja ni encerrados en ningún recinto.

En cuanto a su aplicación, se comenzaría por cerrar las puertas al público, controlar la reproducción, y prohibir las ventas y canjes para que no hayan animales nuevos. Luego se debería evaluar qué casos pueden ser candidatos para reubicación. Finalmente, los animales que queden deberían quedar a cuidado de personal apto, usando para tales fines la partida presupuestaria anual que recibe el Zoo todos los años.

Cerrando el Zoológico, futuras generaciones de animales se salvarían del trágico destino de terminar tras las rejas o en las fosas. Y podría destinarse el lugar a otro tipo de actividades educativas, recreativas y científicas que no incluyan la explotación de animales.

El cierre es la única solución ética, desprendida de los intereses, egoísmos y conflictos humanos.

Entonces, ¿qué hacemos con el Zoológico de Mendoza? ¿Cómo queremos, en el plano social e individual, seguir viendo a los animales? ¿Queremos respetar sus intereses, o subyugarlos a los nuestros?

La decisión final dependerá de esa respuesta.

(*) Integrante de la Red Animalista Mendoza.



 Pronóstico
Buenos Aires
 Buscador
 Auspiciantes